10 sep VD.- En la madrugada del 9 de septiembre, en el barrio Santa Cecilia, Bogotá, fue asesinado Javier Ordoñez debido a tortura y tratos crueles e inhumanos por parte de la Policía Nacional. La ciudadanía respondió indignada y se manifestó durante la tarde y noche de este miércoles en varias ciudades del país. La jornada evidenció más brutalidad policial y se registraron 7 personas asesinadas.

¡No nos callarán!

La indignación frente a la brutalidad policial se manifestó en multitudinarias protestas que se realizaron durante la tarde y noche del 9 de septiembre en varios puntos de la capital del país y en diferente ciudades de Colombia; entre esas, Bucaramanga, Popayán, Ibagué, Cali, Barranquilla, Neiva, Tunja, Duitama, Medellín y Bogotá. En la capital fueron atacados 56 Comandos de Acción Inmediata -CAI-.

Con escenas que incluso recordaron el Bogotazo de 1948, miles de personas exigieron reformas estructurales en la Fuerza Pública con el fin de evitar la violación sistemática de los Derechos Humanos por parte de miembros de esta institución. Asimismo, se reclamó justicia en los casos que ya han sido denunciados para que no exista impunidad. La ONG Temblores registró 639 civiles asesinados por la Policía entre 2017 y 2019. En lo que va corrido del 2020 la Policía ha asesinado a 10 colombianos.

No obstante, las movilizaciones fueron reprimidas por la Policía Nacional, quienes, en nuevas muestras de excesos de fuerza y abuso, golpearon y dispararon sus armas de fuego contra los y las manifestantes. Incluso defensores de derechos humanos y periodistas fueron víctimas de la brutalidad institucional.

El caso Javier Ordoñez

El 9 de septiembre el exceso de fuerza, la sevicia y brutalidad policial contra Javier Ordoñez fueron registrados en video por otros ciudadanos en Bogotá, quienes pedían a los dos efectivos de la Policía detener el ataque. Sin embargo, los uniformados continuaron con golpes y descargas eléctricas durante más de 6 minutos para luego conducir a Ordoñez al CAI del barrio Villaluz y ocasionar la muerte del abogado y taxista.

El asesinato de Javier, padre de dos menores de 11 y 15 años, no es un caso aislado sino que se suma a una larga lista de crímenes cometidos por miembros de la Policía Nacional. La violación de Derechos Humanos por miembros de esta institución constituye un accionar sistemático que ha sido denunciado en múltiples ocasiones, pero no ha existido una respuesta efectiva por parte de los entes de control ni el Gobierno Nacional.

Lea también: Abuso policial ¿casos aislados?

Como medio de comunicación del Congreso de los Pueblos, nos negamos a mantenernos neutrales ante estos asesinatos y violaciones de Derechos Humanos cometidos por la Fuerza Pública y, por lo tanto, instamos al pueblo colombiano a manifestarse por sus derechos y a exigir garantías para la vida en todo el territorio nacional.

VD 10/09/2020

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here